La Oficina Anticorrupción renueva la atención al público con medidas estrictas ante el COVID-19