La Oficina Anticorrupción denuncia un fraude que perjudicó a más de 1200 agricultores