Gobierno rechaza fallo por vergonzoso