“La Argentina ha sido tomada por una corrupción generalizada”

PorOficina Anticorrupción

“La Argentina ha sido tomada por una corrupción generalizada”

Es vicepresidente de la Unidad de Información Financiera (UIF), designada por Decreto del Poder Ejecutivo Nacional Nº 233 del 25 de enero de 2016. Disertó en Jujuy en el marco de un Foro Global. Integró el equipo que lleva a cabo el proceso de Evaluación Mutua de Panamá sobre el cumplimiento de Recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional sobre blanqueo de capitales.

¿Cuál es el rol de Unidad de Información Financiera (UIF)?

La UIF desempeña un rol muy importante de colaboración en el avance de las causas penales pero también tenemos un rol de prevención. Por ejemplo un caso que se generó en Jujuy y tiene como autora a la dirigente social MILAGRO SALA (hoy condenada), ha provocado una resolución de la UIF para que hoy exista un monitoreo del destino de los fondos públicos en todos los sujetos obligados que están siendo supervisados por la Unidad. Nuestro rol de cooperación con los casos penales tiene que ver justamente con un rol financiero de trazabilidad del destino de los fondos del dinero de los activos y estamos cumpliendo este papel con la conducción del doctor (Mariano) Federici, restableciendo la confianza de las fuentes internacionales esencialmente, que nos están mandando información muy valiosa para lograr el avance de las distintas causas penales.

¿De qué forma se está dando ese monitoreo?

Se da a partir de una normativa que hemos dictado, como ser en los sistemas de monitoreo en los bancos y en las distintas instituciones para que miren quién tienen de clientes. Por ejemplo si se trata de una entidad pública, que miren a dónde se está destinando el dinero. Por ejemplo el Ministerio de Obras Públicas destina dinero para poder realizar una obra pública, no puede ser que ese dinero sea retirado de los bancos por distintas personas, que no sabemos ni quiénes son ni qué rol cumple dentro de un organismo.

Entonces la normativa obliga a la institución financiera antes de deshacerse de los fondos, de saber muy bien qué es lo que está pagando y a dónde va a ir ese dinero. Hasta ahí les llega la obligación, en el caso de detectar algo inusual, la UIF recibe un reporte de operación sospechosa a partir de lo cual nos funcionan alertas que nos permiten actuar en los casos concretos, para eventualmente detener la operatoria o pedir más explicaciones a los organismos públicos donde estén sucediendo cuestiones extrañas.

Sobre el precedente de investigar a la dirigente social Milagro Sala…

El expediente judicial en donde fue condenada Milagro Sala y un grupo de cooperativistas, ha sido este caso el que nos ha impuesto pedir las actividades financieras y a todos los distintos sujetos obligados de nuestra ley que tiene monitorear el destino de los fondos públicos para saber que el dinero de la gente no está siendo malhabido

Existía en el sistema la creencia que como el lavado de activos generalmente es que cuando circula el dinero proveniente de hechos ilícitos (eso es el lavado de activos como hecho autónomo), como el origen de los fondos en este caso (Tupac Amaru), son de origen lícitos porque fueron fondos que se destinaron desde el Ministerio de Obras Públicas o el de Acción Social, al ser de origen lícito, nadie miraba cuál era el destino de esos fondos.

En el caso donde se condenó a la dirigente social, si usted vio a un montón de gente retirando sumas de efectivo haciendo un tope donde supuestamente el banco no debía reportarle a la Unidad o hacerle conocer a la Unidad que eso podría tener alguna característica de indicio de que algo no podría estar funcionando bien, hizo que nosotros empezáramos a mirar el destino de los fondos públicos cuando teníamos, por ejemplo organizaciones a las que se asignaban obras públicas, cuando el objeto no era para esto, entonces alguna situación tendría que estar sucediéndose por ahí.

Cuando aparecen un montón de apoderados que no tienen nada que ver ni con la ejecución de obras, ni con la ejecución de planes a retirar dinero público de los bancos y del sistema.

Cuando empiezan a aparecer estructuras societarias detrás de cuestiones que nada tienen que hacer con lo que se ha dicho, a lo que esos fondos públicos debían ser destinados. Entonces un montón de alertas que el sistema tiene para saber si ese fin original del fondo público se está cumpliendo o si se está desviando y para qué se está usando.

Es decir un control que nuestra normativa los obliga, no obstante, que el origen sea lícito a saber qué está pasando con lo que sigue, porque ahí puede haber malversación, defraudación, puede haber mal manejo, que en muchos de los casos terminó en los bolsillos de algunos funcionarios o con los enriquecimientos ilícitos que está moviendo además tantos casos penales.

No son hechos aislados…

En este país ha habido una matriz de corrupción, estos no son hechos aislados. La Argentina ha sido tomada por una corrupción generalizada que ha tomado las instituciones, que ha desviado los fines para lo que las instituciones fuimos creadas y que permitió que sucediera todo esto. Cuando la corrupción penetra hace que ni el organismo público que controla esté mirando todo lo que tiene que controlar, ni la Policía esté mirando lo que tiene que mirar y la Justicia tampoco haga lo que tiene que hacer.

La corrupción es un vicio que atraviesa nuestra sociedad y que hace que nada funcione bien y que permite también que se instale también el narcotráfico. Porque donde hay corrupción viene también a instalarse después el narcotráfico o bandas criminales violentas donde hacen que en definitiva también termine estando en jaque la seguridad de la gente, más allá del mal desarrollo de los países, la pobreza que trae todo este tema de la corrupción tan generalizada.

No solo los organismos tienen que combatir la corrupción…

Para combatir la corrupción no solamente hacen falta organismos de control que cumplan la ley y funcionarios públicos que quieran cumplir la ley y que no se desvíen frente a los hechos de corrupción.

Necesitamos una sociedad que esté convencida que la corrupción le afecta a sus hijos, le afecta a la educación, a la salud, a la seguridad porque como cuando la corrupción se instaló degrada absolutamente todo, incluso el sistema de prevención permite entonces que se instalen prácticas tan dañinas.

La gente tiene que entender que nosotros como sociedad tenemos que empezar a darle vuelta la cara a la corrupción.

Se trata de un cambio generacional en cuanto a la perspectiva de investigación…

Ha sido un cambio muy importante porque en nuestro país no existía la cultura de ir detrás de los bienes y del dinero, que es lo que en definitiva le duele mucho a la persona que es investigada por hechos de corrupción y malversación, más allá de su libertad.

Nuestra UIF a partir de que tiene una conducción muy profesional y muy técnica logró confianza de las fuentes de información.

Entonces contamos con muchísima información que es lo que nos ha permitido avanzar en muchos casos.

Incluso podemos proteger su confidencialidad, no es que estamos dando publicidad lo que nosotros tenemos, nosotros cuidamos mucho la información a la que accedemos para después colaborar con la Justicia. Hemos logrado restablecer la confianza de la gente y en los sujetos obligados que nosotros tenemos en el sistema privado. que nos hacen llegar a la información.

Nota El Tribuno de Jujuy